© 2019 por @panchogarciaec. 

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
Posts Destacados 

LAS PERCEPCIONES EN LA GESTIÓN DE LAS ORGANIZACIONES.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de acompañar a los Directivos de una Organización a tomar decisiones sobre una sus Empresas que se encontraba en difícil situación económica. Les explico un poco el contexto para que podamos abordar el tema de este escrito, juntos.

Este grupo, cuenta con 7 Empresas, pero una de ellas es de las preferidas de los dueños y los accionistas antiguos, porque durante mucho tiempo fue la que mantuvo financieramente y en ejemplo de cultura organizacional a las otras. Con el tiempo al ser la Institución modelo, fue quedando de lado, pues nada tenían que atender en ese lugar y estimaban que por lo bien que le iba, no tendrían problemas jamás. Resulto lo inesperado y la Empresa tuvo una mala administración seguida de varias crisis internas, pues comprenderán que al ser la niña bonita de los Directivos, todo el mundo se sentía con el derecho de opinar y de inclusive implementar su criterio, lo que detono en una administración que no sabía para donde caminar y para darle gusto a todos, se hizo cada cosa que le decían, total, tenían la plata y el apoyo para hacerlo.

Con el pasar del tiempo, la Empresa siguió en perdida cada año y tanto el servicio, como la atención a su gente, iba desmejorando progresivamente, pero desde la mirada de los Directivos, esa Empresa no podía caer y le empezaron a meter fondos de otras Empresas del Grupo a manera de préstamos y subsidios por algún tiempo. En ese tiempo, cambiaron de Administrador al menos 5 veces y tuvieron al menos 7 consultorías, algunas de estas consultorías en optimización de procesos, mejora de servicio, mejora de productos, cambios de modelo, entre otro, pero al final todas ejercían principalmente la misma recete: desvincular personal y luego intentar bajar todos los costos posibles, pero sin innovar o mejorar en el core businness.

Al final los Directivos decidieron poner como último recurso a una persona amiga del dueño, de mucha confianza para ellos para que los ayude a terminar con la telaraña en la que estaban metidos. Este Mesías llego y como no podía estar montado en el caballo todo el tiempo, decidió que él iba a tomar las decisiones, pero que el día a día lo iba a manejar con un familiar directo. Comprenderán ustedes y no es nada difícil deducir que ese fue su primer error, al generar automáticamente un futuro conflicto de intereses. Luego de esto y con un avance en tiempo y en el trabajo pactado, empezaron las reuniones de Dirección donde las percepciones de los Directivos eran tan distintas y variadas como las consultorías y administradores que esta Empresa había tenido. Esto Directivos, más allá de los números, unos se basaban en lo que les decían los empleados, otros en lo que decían los proveedores, otros le hacían caso al Consultor y al Administrador y al final querían siempre ejercer una toma decisiones desde sus percepciones. Como es de esperar al Consultor y al familiar que pusieron en la administración les fue bastante mal, pues por un lado porque era difícil trabajar con tanta subjetividades y tantas percepciones y análisis distintos y por otro lado porqué ellos mismos (consultor y administrador) se aprovecharon un poco del momento y no cumplían con lo establecido en el plan que formularon para superar la crisis.

Al final de esta historia, como era una Empresa Farmacéutica, llego una inspección del Ministerio de Salud y descubrió que las vacunas no se encontraban en la cadena de frio adecuada y que algunas de ellas estaban caducadas. Pues fruto del tire y jala administrativo, descuidaron la operación y a las personas. Comprenderán ustedes que en una Empresa que se dedica al tema de farmacia, los clausuren por vacunas, es como si a una papelería la clausuren por mal manejo de sus plumas o bolígrafos. Tan básico y evidente, pero aquí viene el punto más importante del tema que estamos tratando. Cuando se  pierde el Liderazgo, y sobre la administración correcta de las Organizaciones que implica procesos definidos, contratos cerrados, actualizaciones permanentes, números al día, manejo adecuado del clima laboral, entre otros y nos dedicamos a que escuchar las opiniones de todos los ideólogos que dicen que es lo que se tiene que hacer y cómo se debe hacer, simplemente estamos dirigiendo una Organización en base a las percepciones y este error, pues cuesta un cierre, que fue lo que tuvimos que hacer, pues en ocasiones en mejor morir para resucitar, que hacer una reingeniería con los mismos parámetros, y percepciones que lo único que hará es que quiebre nuevamente.

Ante las percepciones el antídoto es la objetividad y esta objetividad se logra con factores lo más medibles y probables posible, tales como: números, encuestas, formularios de seguimiento a las tareas, indicadores, seguimiento al plan de trabajo, estar más de la operación, menos cabezas en un mismo lugar, entre otros factores importantes para que las cosas sigan un ritmo estratégico que cumpla los objetivos trazados. Hay que sumar a todo esto la confianza y la capacidad, pues muchas veces las empresas terminan quebrando por las buenas intenciones y las ideas y ya sabemos que no basta con esto, es necesaria la preparación, un equipo de primera línea en el giro de negocio, que nos de confianza y que nos permita respetar sus decisiones, para ser en vez de juzgadores, actores y en vez de espectadores, hacedores del mismo porvenir al que todos apuntamos.

 

www.panchogarcia.com - @panchogarciaec

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

LA IMPRUDENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA

14/06/2019

1/10
Please reload

Posts Recientes 
Please reload

Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
Other Favotite PR Blogs

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Búsqueda por Tags
Please reload