© 2019 por @panchogarciaec. 

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
Posts Destacados 

RETO DE VALIENTES

 

 

Hace unas semanas, recibí un mensaje inesperado de uno de mis alumnos, con el cual no había tomado contacto en temas académicos desde hace unos años. En ese mensaje me decía: ¨He visto este video y me he acordado de usted profesor y de la insistencia en estas enseñanzas¨ Abrí la fuente del mismo y luego de verlo, me di cuenta que se trataba de un extracto de la película ¨reto de valientes¨.  Esta película es más que eso, por el fondo que tiene. El extracto que envío el alumno describía la escena de un hombre, al que llamaremos Oscar, que había estado sin trabajo durante mucho tiempo, y que luego de haber pasado por situaciones muy complejas con su familia, finalmente tuvo la opción de ingresar a trabajar en una fábrica. Él ingresó como un operador, pero su desempeño, al igual que sus valores, habían llamado la atención del gerente de producción y al jefe de recursos humanos. En la industria, estaban necesitando a un nuevo supervisor y para esta vacante citaron a varios operadores que ya tenían mucho tiempo trabajando, y de última opción escogieron a Oscar.

Cada uno de los candidatos debía pasar una sola prueba, y llegó el turno de Oscar. Lo citaron, sin el saberlo y de forma sorpresiva a la oficina del jefe de recursos humanos, donde se encontraba también, el jefe de producción y le dijeron: Oscar, tenemos una oferta para ti, algo sencillo, y si lo haces bien, tus ingresos y cargo, pueden mejorar. Le explicaron los detalles que en resumen le decían que él recibiría 9 paquetes de un producto específico en la bodega, pero que era necesario que el declare que había recibido 10, ya que internamente y que por ese último no se preocupe, porque era un tema interno de la empresa. Lo enviaron a que lo piense y que al día siguiente les entregue su respuesta. Ese día Oscar no pudo dormir, converso con su esposa, se puso a analizar la situación y definitivamente para él, todo estaba claro, su ética le decía que tenía que hacer lo correcto y registrar solo lo que había recibido, sin embargo la presión por no perder el trabajo, que era el sustento de su familia y por el que espero mucho tiempo, también pesaba. Finalmente y una vez que tomo su decisión en conjunto con su esposa, salió para el trabajo. En la oficina lo esperaban los jefes. Él llego y entró, se sentó y espero, así mismo el jefe de recursos humanos se sentó al frente de él y le dijo: Oscar estar listo para hacer el trabajo sencillo que te hemos pedido?, y Oscar respondió: No Señor, no puedo hacer algo que va en contra de mis principios, si entran 9 productos, voy a declarar los 9 productos, y por dentro el pobre hombre sudaba, porque no quería perder su trabajo, pero la fuerza de su valor como persona y profesional tenían un peso mayor en sus principios. Los dos jefes se miraron y el jefe de recursos humanos, lo miro fijamente a Oscar, sonrío y le dijo: Oscar, queremos felicitarte por tu integridad, era la última opción de nuestra lista, pero todos los demás no respondieron como debían, te vamos a ascender a supervisor y mejoraremos tu ingreso, gracias por tus valores y daremos aviso al personal que tendrás a cargo. El hombre salió disparado de la oficina y llamo por teléfono a su esposa para contarle lo que había sucedido, ambos lloraron y dieron gracias a Dios.

Esta descripción de este episodio, es probable que a muchos de ustedes les parezca muy cercano, cuantas veces, hemos pasado por una situación de estas?, o cuantas veces hemos visto a otros pasar por esto? Día a día, estamos expuestos a esto, y digo expuestos, porque lo que debería ser sencillo, normal y parte de la persona, es responder con absoluta naturalidad, ante las preguntas o situaciones como estas. Cuando vemos que algo está mal, y que va en contra de nuestros principios, simplemente, y sin analizarlo mucho, deberías responder lo correcto. Sin embargo esto no es parte de un común denominador, por el contrario, lo que más se da es que el valor y la dignidad se dejen como adornos, y se responda según nos lleva la corriente, sin importar nada, y para sacar el mayor provecho o beneficio. Este decir NO, este pararse firme en los principios, es en nuestras sociedades, sobre todo latinoamericanas un RETO DE VALIENTES. Muchas personas se aferran tanto a un cargo, o a un poder establecido, que no les importa la forma, en que llegan o permanecen ahí, y se aferran tanto al lado izquierdo de la rectitud, que cuando han perdido el cargo o el título, simplemente, han perdido todo, porque se valoraban desde ahí. La lucha es dura, pero el reto no está en llegar y ser un hombre o una mujer exitosa, el reto está en llegar a ese éxito, con integridad, el resto, como llegó, se irá, porque no estuvo construido sobre roca. Creemos valor y luchemos por ser mejores cada día. Seamos valientes!.

Autor: Francisco García Garaicoa (Twitter: @garciagaraicoa)

Ingeniero Industrial, Master en Dirección de Personas y Liderazgo, Postgrado en Business Coaching, Postgrado en Dirección Estratégica, Candidato al Doctorado de Business Administration ( Liderazgo Organizacional), Miembro del Directorio de la Cámara de la Pequeña Industria del Guayas, Director Adjunto para Fundación Acción Solidaria, Director Regional para BonumPraxis International, Articulísta para la revista Criterios de la Cámara de Comercio de Quito, Catedrático, Emprendedor y Consultor.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

LA IMPRUDENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA

14/06/2019

1/10
Please reload

Posts Recientes 
Please reload

Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
Other Favotite PR Blogs

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Búsqueda por Tags
Please reload